Tal y como indican todos los entrenadores personales, gimnasios, webs deportivas, etc., el deporte es maravilloso para el cuerpo para liberar endorfinas y, por supuesto, para la salud física. Los estudios señalan que también tiene beneficios para las personas con discapacidad intelectual por lo que es muy recomendable que lo practiquen desde una edad temprana. Su utilidad para estas personas destaca porque implica:

  • Inclusión social: es una herramienta muy útil para que las personas con discapacidad se sientan parte implicada en un grupo de personas. Lo ideal es que el equipo esté formado por personas con y sin discapacidad, ya que la variedad es enriquecedora, tanto para unos como para otros.
  • Capacidad y valía: se trata de una actividad que requiere esfuerzo, por lo que proporciona sensaciones de éxito y valía, lo que a su vez otorga mayor seguridad a las personas que lo practican. Una cualidad muy positiva para las personas con discapacidad.
  • Aprendizaje: de una forma natural, los niños y jóvenes con discapacidad reciben diversas lecciones beneficiosas para su desarrollo vital. Como es la importancia del sacrificio y la disciplina o saber que a veces se gana y otras se pierde.
  • Amistad: es muy positivo para ampliar las amistades de las personas con discapacidad y que cuenten con una vida lo más normalizada posible.
  • Por supuesto, a nivel físico, ayuda a mantener un peso adecuado y a sentirse bien con su cuerpo.

Múltiples son los beneficios y eso lo saben bien desde la Federación Española de Deporte para Personas con Discapacidad Intelectual (FEDDI) que nació en 1993 con la idea de ofrecer a las personas con discapacidad intelectual la posibilidad de practicar deporte y actividad física adaptada a las necesidades de cada deportista. La filosofía de FEDDI no es distinta de cualquier programa deportivo, debe responder al principio de que las personas tienen unas necesidades físicas, psíquicas y sociales.

Atletismo, natación, deportes de invierno, baloncesto, fútbol sala, gimnasia rítmica…, cualquier deporte de competición está al alcance. Solo se necesita valentía, ganas e ilusión.