Desde enero de 2016 Marta Lapique es la responsable del Obrador de Chuches de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce en el que trabajan diariamente 67 personas con discapacidad intelectual.

Su antecesora, Eva Blanco fue la que comenzó, hace aproximadamente 10 años, la tarea de realizar tartas de chucherías a particulares.

obrador de chuches fundación carmen pardo valcarce

Fruto de la profesionalidad de nuestros trabajadores con discapacidad intelectual, poco a poco el taller de chuches fue creciendo hasta convertirse en lo que es ahora. Una unidad de trabajo que tiene por objeto ofrecer chuches en diferentes presentaciones.

La gran aceptación de este producto, ha invertido nuestro trabajo desde el ámbito particular al mundo de la empresa y gran distribución, representando este último, hoy en día, el 80% de la actividad.

Un trabajo lleno de color en el que se genera una producción de 590.000 unidades al año.

Al entrar en este taller te encuentras con una mezcla de olores y sabores que hacen que trabajar aquí sea una maravilla. ¿Cómo es el ambiente de trabajo que se respira aquí?

Es un ambiente de trabajo muy alegre y distendido. Todos los trabajadores con discapacidad intelectual hacen todo lo posible cada mañana para que sea así. Así que, entras con una sonrisa en la cara todos los días.

¿Cuáles son las tareas concretas que desempeñan las 67 personas con discapacidad intelectual que trabajan en este taller?

El trabajo del taller se basa en el diseño de productos hechos a base de chuches como son tartas, mini tartas, mini heladitos o brochetas. Una de nuestras monitoras, Eva, hace un diseño predeterminado de cada producto y los trabajadores con discapacidad intelectual son quienes replicarán su creación.

Cada trabajador, desempeña una función dentro del proceso de manipulado, y participan en un tipo de producto u otro, dependiendo de sus capacidades. Todos son muy capaces.

¿Qué características tienen que tener los trabajadores que manipulan las chuches?

A nivel técnico, todos los trabajadores de este taller cuentan con el título de manipulación de alimentos, que se repite cada año para aquellos que entran nuevos.

En cuanto a sus características personales, deben ser metódicos, y comprometidos, ya que estamos trabajando con productos de alimentación, y las exigencias de higiene y atención son muy altas.

Y sobre todo, deben contar con ganas de pasárselo bien, ¡porque al fin y al cabo trabajamos con un producto que es divertido!

obrador de chuches fundación carmen pardo valcarce

¿Cómo es la productividad de los trabajadores con mayores necesidades de apoyo, y qué retorno tiene para ellos el hecho de trabajar en esta unidad?

Los trabajadores que necesitan más refuerzo están más apoyados por un monitor.

Elena, una de nuestras monitoras que es una auténtica ingeniera para nuestros profesionales, les enseña distintas técnicas e ideas para que todos puedan hacer de todo.

Les enseñamos poco a poco, teniendo en cuenta que a unos les lleva más tiempo que a otros y, al final, conseguimos que todos hagan fenomenal su trabajo y se sientan realizados.

¿Qué supone para ti trabajar diariamente con personas con discapacidad intelectual y qué retos encuentras en tu día a día?

Trabajar diariamente con personas con discapacidad intelectual supone un reto en sí. Porque, al fin y al cabo, tenemos que responder de cara a los clientes como una empresa ordinaria.

De esta manera, el reto que tenemos es que nuestros profesionales hagan su trabajo de la mejor manera posible. ¡Y lo consiguen sin problemas!

De hecho, El Corte Inglés nos llegó a decir que nuestro trabajo es bastante mejor que el que realizan con otros proveedores. Algo que nos llena de orgullo.

obrador de chuches fundación carmen pardo valcarce

¿Cuáles son los picos de trabajo del obrador de chuches?

El pico principal de trabajo es la campaña de Navidad.

Esta campaña puede empezar, más o menos, en octubre, que empezamos con Vips, hasta el día 3 de enero.

Estos días nos encontramos con unos pedidos bastante grandes que implican mucho trabajo, y, en consecuencia, nuestros profesionales tienen mucha más presión que el resto del año.

Por ejemplo, estas Navidades hemos tenido pedidos de 10.000 brochetas, 600 mini tartas, 400 plum cakes o 5000 heladitos que tenemos que sacar en un periodo de tiempo aproximado de 8 días.

¿Quiénes son nuestros principales clientes?

El principal es el corte inglés, Vips, y este año hemos empezado a trabajar con Carrefour

¿Cuáles son los encargos más habituales?

Los encargos, sin contar con la campaña de Navidad, se dan durante todo el año y suelen entrar quincenalmente. Tartas de distintos tamaños, y brochetas.

Los pedidos tanto del Corte Inglés, como del Vips, entran cada 15 días, y los viernes entra el pedido de Carrefour.

obrador de chuches fundación carmen pardo valcarce

¿Recuerdas cuál ha sido el encargo más especial que ha pasado por tus manos?

El más especial y además el más reciente, ha sido la tarta que nos encargó Samantha Vallejo Nájera para el programa de Master Chef Junior.

Se trataba de una tarta multicolor que hicieron nuestros profesionales para este programa, y que sirvió de ejemplo para que los niños concursantes desarrollaran algo parecido.

Esta tarta, se vende de manera continuada en su tienda online, y estamos muy orgullosos https://samanthavallejonagera.com/producto/tarta-chuches/

Si alguna empresa o particular quiere realizar un encargo, ¿Cuál es el proceso a seguir?

Si no nos conocen, normalmente los encargos entras por el departamento comercial o por la web y a partir de ahí nos lo redirigen a nosotros.

Si es cliente habitual, se dirigen directamente a nuestro taller.

Además, podemos personalizar todo tipo de productos. Por ejemplo, Tele Cinco y L’oreal nos suelen encargar pedidos personalizados que les elaboramos para sus regalos de Navidad.

La figura del voluntario es muy importante en líneas generales, pero más en este taller. ¿Qué significa para ti la labor del voluntariado en el obrador de chuches?

Para mí y para todos los que trabajamos en el obrador de chuches, los voluntarios son lo mejor que puede pasar.

Nuestros profesionales, durante todo el año, son capaces de sacar todo el trabajo sin problema, pero durante la campaña de Navidad necesitamos a los voluntarios para entregar a tiempo los pedidos.

Les debemos el hecho de que nuestros trabajadores tengan trabajo todo el año, gracias a que ellos, en Navidad, nos ayudan para que los pedidos lleguen a tiempo.

Un deseo para la Fundación.

Seguir trabajando para todas las personas con discapacidad intelectual para conseguir su inclusión y participación en la sociedad, y para que cada día se independicen más número de ellos y consigan trabajo en los Centros Especiales de Empleo y en la empresa ordinaria.