Enrique de Castro y Gloria Loizaga (o Quique y “Glo” como les llamamos en la Fundación), son dos grandes profesionales que se encargan de coordinar el taller de carpintería y el taller de pintura decorativa respectivamente. Dos unidades clave para la fabricación de nuestros muebles y artículos de decoración, que no se entienden la una sin la otra.

taller de decoración fundación carmen pardo valcarce

Quique lleva trabajando 22 años coordinando la carpintería y Gloria 18 encargándose del taller de pintura.

Un trabajo creativo, minucioso y que obliga a estar al día de las últimas tendencias en decoración.

Además, ¡Nuestros muebles traspasan fronteras! Apenas hace una semana que hemos vuelto de la que ha sido nuestra cuarta edición en la feria de París “Maison & Objet”.

Una de las ferias más importantes en el mundo de la decoración, en la que hemos expuesto el gran trabajo de nuestros profesionales con discapacidad intelectual, y en la que nos han visitado miles de personas de todo el mundo.

¡Nuestros productos solidarios cada vez son más famosos en el extranjero!

1.- Comenzamos con el taller de carpintería. Quique, ¿Cuántas personas con discapacidad intelectual trabajan en este taller?

El taller de carpintería se compone de 4 zonas. Carpintería, pintura industrial, pintura decorativa y almacén. En carpintería hay 22 trabajadores con discapacidad intelectual, en pintura industrial 7, en almacén 4 y en pintura decorativa 15.

2.- ¿Cuál es el proceso que se sigue la para la creación de nuestros muebles y accesorios?

Trabajamos durante mucho tiempo en el desarrollo de los muebles que creemos van a tener aceptación en el mercado. Nos encanta esta fase. Es retadora.

Una vez definido, ponemos en marcha la producción bajo pedidos.

A nivel producción, en primer lugar, recibimos la madera y los monitores la cortan y la despiezan.

Posteriormente y dependiendo de la pieza sea, bien se pasa por más máquinas o no.

De esta manera, se van preparando las piezas para que los trabajadores comiencen a montar los muebles, a encolarlos y lijarlos. Una vez están terminados, se reservan en el almacén de muebles al natural y esperan su turno para ser pintados y decorados.

taller de decoración fundación carmen pardo valcarce

3.- ¿Cada trabajador tiene unas funciones específicas o sus tareas van variando dependiendo de cada fabricación?

En líneas generales nuestros trabajadores con discapacidad intelectual van cambiando de tarea. El objetivo es rotar para que todos sepan de todo, teniendo en cuenta, por supuesto, que hay unos trabajadores que son más hábiles en una cosa y otros en otra. ¡Como todos!

Por ejemplo, dentro del taller contamos con 3 trabajadores que son especialistas en montar bisagras y con 2 que son especialistas en cortar.

Al margen de eso procuramos que todos nuestros profesionales roten y aprendan de todo.

4.- Al tratarse de un taller en el que se trabaja con gran maquinaria (aparatos para cortar madera, lijar…etc) las medidas de seguridad tienen que ser mayores que en cualquier otro taller. ¿Cuáles son esas medidas y qué tienen que saber los trabajadores antes de entrar aquí?

Nuestro taller cuenta con todas las medidas de seguridad necesarias que marca la Ley para hacer que este lugar de trabajo sea un lugar seguro y responsable.

Conviene destacar que no todos los trabajadores manipulan determinadas máquinas. Únicamente pueden acceder a ellas los que llevan mucho tiempo en este taller y están muy acostumbrados y preparados.

Por otro lado, los monitores reforzamos cada día la importancia del orden en el trabajo y la responsabilidad. Si un trabajador está utilizando cualquier máquina, nadie le puede hablar o distraer.

Además de eso, es necesario que no lleven accesorios colgados, como pulseras o collares que se puedan enganchar en cualquiera de las máquinas

5.- ¿Qué características tienen estos muebles y artículos que les diferencia del resto?

Nuestros muebles son especiales porque están hechos totalmente a mano, artesanales, y son individualizados. Es decir, aunque se fabriquen tiradas grandes de cada uno de ellos, se hacen de manera individual, consiguiendo una diferencia muy clara con los que hay en el resto del mercado. Siendo iguales, ¡Cada uno es único e irrepetible!

Además de eso, en cada mueble, participan muchas personas diferentes con discapacidad intelectual, tanto en carpintería, en pintura o en decoración. Una pieza mínima que fabriquemos, la trabajan 4 o 5 personas mínimo.

taller de decoración fundación carmen pardo valcarce

6.- ¿Cuántas unidades se hacen al año aproximadamente?

Unas 6.000 unidades aproximadamente, ¡Y creciendo!

7.- ¿Cómo se sienten los trabajadores del taller al saber que sus creaciones traspasan fronteras?

Llevamos 3 años participando en la feria “Maison & Objet” de París. De hecho, acabamos de volver de la que ha sido nuestra cuarta edición y la verdad es que ha sido un exitazo.

Para los profesionales con discapacidad intelectual que trabajan aquí es todo un orgullo saber que miles de personas de todo el mundo van a disfrutar y comprar sus creaciones.

8.- Una vez que se ha trabajado la madera, los muebles y los artículos de decoración pasan al taller de pintura decorativa. Gloria, ¿Qué es lo que pasa una vez llegan a este taller?

Cuando llegan a este taller, los muebles y accesorios se empiezan a decorar, normalmente con la técnica del decoupage. Una técnica manual decorativa que consiste en pegar láminas de papel en diferentes soportes, para posteriormente barnizarla y conseguir el efecto de pintado.

Posteriormente se le suele dar una pátina para lograr el aspecto de pieza antigua.

9.- ¿Qué características tienen que tener los 15 profesionales que trabajan en este taller?

Sobre todo, es necesario que tengan paciencia, que sean detallistas y cuidadosos. Es cierto que hay una parte creativa, pero quizá no es la más importante.

Realmente lo que prima es que tengan una cierta habilidad en la ejecución. No tanto en destreza de dibujo, sino en manipulación.

Que tengan un buen pulso, una buena vista, que sean limpios…etc.

taller de decoración fundación carmen pardo valcarce

10.- Sabemos que siempre estás a la última en tendencias y en decoración de interiores. ¿Cómo es la nueva línea de productos que habéis creado?

Anteriormente el estilo de nuestros muebles era un estilo muy clásico basado en el policromado francés.

Con el tiempo, y siempre fijándonos en las últimas tendencias en decoración, empezamos a usar bastante los papeles pintados. Por ejemplo, el último diseño que hemos hecho de corales, viene de una decoración que ha sacado Coordonné para la que ha contado con 4 o 5 ilustradores y pintores que han interpretado y diseñado un papel a su medida.

De esta manera, nuestros artículos y muebles pasan a ser muy interesantes y a contar con una carga artística bastante potente.

Otro de nuestros puntos fuertes son los artículos con formas geométricas que encajan en cualquier vivienda y que tienen, tanto entre nuestro público español como en el extranjero, una gran acogida.

11.- ¿Qué salida tienen los artículos de decoración que crean nuestros profesionales con discapacidad intelectual y cuáles son los puntos de venta?

Uno de los objetivos de la Fundación Carmen Pardo-Valcarce, es que todo lo que se fabrique tenga una salida verdadera al mercado.

Un gran número de particulares ya nos confía sus regalos. También en las ferias del mueble, proveemos a tiendas, y cada vez más empresas hacen sus regalos corporativos con nosotros.

En cuanto a los puntos de venta, contamos con nuestra tienda Fundashop, en nuestras instalaciones y en su versión online; en el Corte Inglés de Pozuelo y de la Castellana o en Amazon.

12.- En las ferias internacionales visitan nuestro stand gente de todo el mundo. ¿Qué acogida tienen nuestros artículos?

En las ferias normalmente cada entidad coloca su espacio de una manera muy parecida. Además, casi todos los productos tienen cierto simil porque la mayoría provienen de Oriente.

En nuestro caso y al ser nuestros muebles artesanales, tanto la colocación del stand como los propios artículos, tienen un estilo muy distinto y personal. De esta manera, nuestro stand suele destacar en todo el pabellón por diferente.

Además de eso, cuando los clientes preguntan y les contamos que esos muebles están fabricados por personas con discapacidad intelectual, y que detrás de lo que ven hay un proyecto solidario, realmente la sorpresa es todavía mayor.

13.- Un deseo para la Fundación.

– Gloria: en concreto para la carpintería desearía que el mueble artesanal, personalizado, y especialmente el nuestro, volviera a ocupar el sitio que una vez tuvo en el mundo de la decoración.

– Quique: Que nos siga yendo como nos ha ido hasta ahora y podamos seguir dando trabajo a tantas personas con discapacidad intelectual